Isabel II vuelve a la escena pública

      Asiste relajada y sonriente a una muestra equina

Por Impreso Escrito en MUNDOel14/5/2022 · 01:30 hsComparta este artículo

LONDRES.— La reina Isabel II asistió ayer al “Royal Windsor Horse Show” y observó a sus amados equinos en la muestra de caballos y equitación desde la comodidad de un Range Rover antes de dirigirse a su palco en su primera aparición pública en persona en semanas.

      La monarca se sentó en el asiento del pasajero delantero y habló con un pequeño grupo a través de la ventana después de detenerse en el patio de armas cerca del Castillo de Windsor, donde pasó gran parte de los últimos dos años.
Parecía relajada y sonreía mientras decenas de fotógrafos intentaban capturar el momento a unos metros de distancia.

      Las apariciones públicas de la reina son seguidas de cerca mientras Gran Bretaña se prepara para celebrar sus 70 años en el trono con cuatro días de festividades del 2 al 5 de junio.

      Isabel, de 96 años, ha reducido su agenda en los últimos meses mientras se recuperaba de Covid-19 y lidiaba con dificultades no especificadas para moverse.

      El martes, le pidió al príncipe Carlos que presidiera la apertura estatal del Parlamento y pronunciara el Discurso de la Reina, que establece el programa legislativo del gobierno.
El evento es una de las apariciones públicas más importantes de la reina y destaca su papel constitucional como jefa de estado.

      El Palacio de Buckingham no dio más detalles sobre lo que llevó a la reina a delegar el papel a su hijo Carlos, pero ha padecido lo que el palacio llama “problemas de movilidad episódicos” en los últimos meses.
Isabel ha usado un bastón durante algunas apariciones públicas recientes, y el príncipe Andrés la acompañó a la Abadía de Westminster durante el servicio conmemorativo del mes pasado para su difunto esposo, el príncipe Felipe.

      El Jubileo de Platino trae fastos y celebraciones para Isabel II y por eso la longeva reina decidió abrir su joyero y sus armarios y mostrar algunas de sus piezas más significativas para celebrar sus 70 años en el trono.

      La reina anunció que expondrá broches, tiaras y hasta el vestido de su coronación en algunos de los castillos y palacios más significativos del Reino Unido.
La colección pertenece a la llamada “Royal Collection Trust”, el fondo que gestiona las residencias, obras de artes y objetos de gran valor de la monarca y su familia.

En realidad, esa exposición serán tres exhibiciones casi simultáneas.
La primera tendrá lugar en el palacio de Holyroodhouse, la residencia oficial de Isabel II en Edimburgo, la capital escocesa.
Arranca el 3 de julio y acaba el 25 de septiembre.
La segunda empezará el 7 de julio y acabará un día después, el 26 de septiembre, en Windsor, donde ahora reside la soberana, a una hora de Londres.
Y la tercera será en el palacio de Buckingham, en la capital británica, del 22 de julio al 2 de octubre.

Las visitas a las exposiciones costarán 17.50 libras (373.45 dólares), 26.50 libras (562.30) y 30 libras (640.20), respectivamente.
Buckingham, un palacio cuyas habitaciones se abren al público en pocas ocasiones, es el recinto con la entrada más cara, pero también con las piezas más simbólicas.

      En Edimburgo, en el que quizá es uno de los palacios menos conocidos de la reina (cuando visita Escocia suele alojarse en Balmoral, en el campo, mientras que este está en el centro de la ciudad), podrán verse los vestidos que llevó en otros jubileos: los de Plata, Oro y Diamante, es decir, en las celebraciones por sus 25, 50 y 60 años en el trono.
Allí estarán expuestos trajes diseñados por sir Hardy Amies —como el conjunto de vestido, abrigo y estola en crepé de seda rosa y gasa que llevó en la celebración de 1977 por su 25o.
aniversario— y sombreros de Simone Mirman.

      En Windsor se exhibirán algunos de los platos fuertes, como el vestido de satén blanco bordado con las flores de la Mancomunidad de Naciones y con incrustaciones de perlas y cristales que la reina llevó el 2 de junio de 1953 para la ceremonia de coronación en la abadía de Westminster, creado por sir Norman Hartnell, y también la llamada “túnica de estado”, en seda púrpura ribeteada de armiño y con espigas y ramas de olivo, “símbolo de prosperidad y paz”, como se explica desde la exposición.— AP/El País

La prenda se confeccionó entre marzo y mayo de 1953 y tardó más de 3.500 horas en terminarse.

      “Creo que sirve para subrayar la importancia del diseño emblemático y la iconografía del vestido de coronación, pero al mismo tiempo realmente respalda el mensaje de la reina como jefa de la Mancomunidad de Naciones y el hecho de que realmente ha dedicado gran parte de su reinado a ello”, ha subrayado Caroline de Guitaut, topógrafa adjunta de las obras de arte de la reina y curadora de la exposición, para la revista People.

      Además, en Windsor estarán expuestos algunos de los broches más famosos, significativos y utilizados por Isabel II.
Es el caso de la hoja de arce que han usado tanto ella en 1951 como posteriormente Camila de Cornualles y Kate Middleton en sus visitas de Estado a Canadá.
También se podrá ver el que la entonces flamante reina llevaba puesto sobre su vestido negro cuando regresó precipitadamente de su gira por África en 1952 tras la muerte de su padre; o con el que la obsequió el Gobierno australiano en su primera visita al país en 1954.

      La exposición de Buckingham repasa lo relacionado con la coronación y la figura de la reina a lo largo de los años: desde distintos retratos usados en sellos y monedas (como el primero realizado por Dorothy Wilding en febrero de 1952, 20 días después de convertirse en reina) hasta la tiara del joyero Garrard que lució la abuela de Isabel, la reina María, en su boda con Jorge V en 1894, regalo de la reina Victoria.
Cuando Isabel y Felipe se casaron, en 1947, María se la regaló a su nieta.
También el collar que heredó la monarca en 1953, el año de su coronación, que incorpora nueve esmeraldas y un colgante de diamantes de 8.8 quilates, cortado del diamante Cullinan, el más grande jamás encontrado, una pieza de gran valor y que la reina ha lucido en muy escasas ocasiones; la última, en una cena de gala en Malasia en 1989, donde lo combinó con la tiara de su abuela.

Más Noticias

Testigo
1
Estudiante · Universidad Nacional Autónoma de México · Día Internacional de los Estudiantes
32%
2
2022 · 23 de mayo · Argentina · Efemérides
12%
3
José Altuve · Grandes Ligas de Béisbol · Texas Rangers · Houston Astros
1%
4
Lele Pons · Celulitis
2%
5
China · Joe Biden · Japón · Isla de Taiwán
10%
6
México · Hidalgo · Club América · Hirving Lozano · Club de Fútbol Pachuca · Primera División de México · Societ · Estadio Miguel Hidalgo
69%
7
Viruela · Viruela símica
17%
8
Empresa · Perú · Consumidor · Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual
15%
9
Madrid · España · Viruela · Viruela símica · Ministerio de Sanidad
19%
10
Empresa · Investigación de mercados · Memoria no volátil
11%
11
Marvel Comics · Letitia Wright · Chadwick Boseman · Pantera Negra · Tenoch Huerta · Namor · Universo cinematográfico de Marvel
0%
12
Empresa · Órgano · Trasplante · Inmunosupresor · Bayer
14%
13
Biodiversidad · Día Mundial de las Abejas · Medio ambiente natural
9%