Jorge G.
Castañeda | 14/05/2022

      Siempre he pensado que AMLO quiere a los cubanos, cree en el modelo y atribuye cualquier defecto, debilidad o insinuación de fracaso a Estados Unidos.
Como no es ningún tonto, comprende que nada de eso se puede poner en práctica en México.
Pero si se pudiera, le encantaría.
Se traga honestamente todas las falacias sobre el bloqueo, la educación, la salud, los pioneros (“Seremos como el Che”), el hombre nuevo y la defensa de la soberanía cubana a cualquier precio (claro: sin que los cubanos opinen al respecto). En otras palabras, todas las sandeces que pronunció en La Habana le salen del alma.

      Existen tres posibles explicaciones de las caravanas que le brindó López Obrador a la dictadura cubana durante su visita.
Nada de lo que dijo o hizo tiene mucho sentido en sí mismo.
Ni las provocaciones irritantes sobre el supuesto bloqueo o la exclusión por Biden de la Cumbre de las Américas, ni la contratación redundante de médicos cubanos o la compra de vacunas que nadie en el mundo ha aprobado, ni las reverencias a Fidel Castro o los anacrónicos lugares comunes sobre la revolución en la revolución (expresión de Régis Debray de 1965).

Pero tanta tontería no carece de lógica: es lo que hay.

      Primero, Biden y los demócratas (y sin duda los norteamericanos en general, pero esa es otra historia) le caen gordos a López Obrador.
Pero sabe que no le queda de otra más que cumplirle a su colega de Washington en lo tocante al trabajo sucio migratorio -recibiendo ahora cubanos deportados de Estados Unidos para reenviarlos a la isla-, cada vez más contra el narco, e incluso en materia energética.

      No obstante, puede desquitarse, por lo menos ante su propio ego y frente a su pobre grey castrista, con las bravuconadas que a muchos mexicanos les encantan.
López Portillo lo hacía desde la vanidad y la arrogancia, productos de su petróleo y su desprecio por Carter; López Obrador lo hace desde el resentimiento congénito y el dolor de la impotencia.
Sabe que a Biden y compañía les puede dar urticaria sus desplantes, pero nada más.
Nadie se ha muerto de una comezón.

      La segunda explicación radica en la sincera admiración y reverencia que López Obrador le guarda a lo que aún llama la Revolución Cubana, con un anacronismo igual al que los priistas utilizaban con la Revolución Mexicana, como algo vigente hace medio siglo o incluso menos.
Siempre he pensado que AMLO quiere a los cubanos, cree en el modelo y atribuye cualquier defecto, debilidad o insinuación de fracaso a Estados Unidos.
Como no es ningún tonto, comprende que nada de eso se puede poner en práctica en México.
Pero si se pudiera, le encantaría.
Se traga honestamente todas las falacias sobre el bloqueo, la educación, la salud, los pioneros (“Seremos como el Che”), el hombre nuevo y la defensa de la soberanía cubana a cualquier precio (claro: sin que los cubanos opinen al re specto). En otras palabras, todas las sandeces que pronunció en La Habana le salen del alma.

Pero la tercera explicación es la más significativa.
Entiende que no puede entregarles a los cubanos lo que le han pedido: dinero o petróleo.
Lo segundo no lo tiene, y lo primero los norteamericanos no se lo permitirían; para arbolitos en El Salvador sí; para Raúl Castro, no.
Díaz-Canel no tiene un centavo para comprar comida, combustible, medicinas (incluyendo vacunas), sin hablar de maquinaria, equipo de transporte, fertilizante, etc.
China dejó de ayudar masivamente hace tiempo; Venezuela empieza a renovar su apoyo, pero le falta; Rusia tiene otras preocupaciones.
Varias versiones sugieren que desde hace ya tres años La Habana le ha pedido dinero y petróleo a López Obrador y ha tenido que negárselo a sus amiguitos tropicales.
Ofrece rollo y gestos simbólicos en lugar de ayuda material, igual que con los mexicanos durante la pandemia.
De nuevo, es lo que hay.

      Ya dijimos aquí que el pasado 16 de septiembre López Obrador salió del closet en cuanto a su cubanofilia.
La reitera ahora, con creces.
A la gran mayoría de los mexicanos, les da exactamente lo mismo si el país prefiere tener de amigo a la dictadura castrista que a Canadá o Francia o incluso Chile (el que existe, no el de Allende). A un sector de la clase media le repugna esta amistad, y a otro sector le fascina.
Pero lo que cuenta es la preferencia presidencial, y esa es la que es.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.
Suscríbete y ayudanos a seguir formando ciudadanos.
Suscríbete ¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión - Quiero registrarme Artículo disponible solo para lectores registrados Periodismo ético, profesional y útil para ti.
Sé parte de nuestra comunidad.
Regístrate gratis ¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión Descarga gratis nuestra App   

Testigo
1
México · Colombia · Selección de fútbol de México · Juan Carlos Osorio · Atlético Nacional
17%
2
México · TV Azteca · Azteca 7 · Jesús Zavala · Sofía Espinosa · Supertienda
17%
3
2022 · Perú · Catar · Copa Mundial de Fútbol de 2022 · Club Universitario de Deportes · Ricardo Gareca
35%
4
México · Gerardo Martino · Copa Mundial de Fútbol de 2022 · Norberto Scoponi
17%
5
MLS · Portland Timbers · Inter de Miami
2%
6
Rusia · Vladímir Putin · Reclutamiento
16%
7
Boxeo · Gervonta Davis · Asociación Mundial de Boxeo
19%
8
Uruguay · Edinson Cavani · Selección de fútbol de Uruguay · Manchester United Football Club · Luis Suárez
22%
9
2022 · Los Ángeles · MLS · Los Angeles Football Club · San Jose Earthquakes
36%
10
Madrid · Liga de Campeones de la UEFA · LaLiga · Real Madrid Club de Fútbol · Luis Suárez
44%
11
Real Salt Lake · Houston Dynamo FC · Rio Tinto Stadium · Memo Rodriguez
0%
12
México · TV Azteca · Christian Martinoli · Club de Fútbol Pachuca · Primera División de México · TUDN USA
17%
13
México · Copa América · Selección de fútbol de Argentina
17%
14
Mónaco · Gran Premio de Mónaco · Mercedes · Lewis Hamilton · Federación Internacional del Automóvil
23%
15
Tormenta · Guatemala · Instituto Nacional de Sismología
16%
16
2022 · 28 de mayo · Liga de Campeones de la UEFA · Asociación deportiva · Primera División del Perú
45%
17
México · Oaxaca · huracán · Ciclón · Ciclón tropical
20%
18
Temporada · Netflix
38%